Quienes Somos

Acá te contamos un poco de nuestra historia, misión y visión.

Historia Alianza Cristiana y Misionera

La Iglesia Alianza Cristiana y Misionera es una iglesia evangélica fundada en el año 1887 en la ciudad de Nueva York por el Rev. Alberto Benjamín Simpson pastor presbiteriano de origen canadiense, quien luego de algunos años de ministerio dentro de su iglesia sintió el llamado a llevar por todo el mundo el mensaje de Cristo en una forma mucho más activa. En 1897 esta organización recibió su reconocimiento legal bajo el nombre de «The Christian and Missionary Alliance».   Ese mismo año los primeros misioneros llegaron a Chile y empezaron la conformación de iglesias en Victoria, Valdivia y Temuco (Sede Nacional). El Rev. Simpson fue elegido su primer Presidente y Superintendente General, continuando en este cargo hasta su muerte en 1919. Contamos con dos millones de miembros distribuidos en 13.000 iglesias en 92 países. En Chile estamos desde 1897 y en la actualidad contamos con 150 iglesias y 120 congregaciones a lo largo de nuestro país, además de colegios rurales, un hogar de menores y un seminarios teológicos con 3 sedes.
En Chicureo estamos desde el 2011; nace en el corazón de nuestra iglesia madre ubicada en Las Condes: Iglesia Cristiana y Misionera Cordillera. Somos una comunidad abierta donde decenas de familias del sector cada semana, compartimos la alegría de seguir a Jesús, juntos en un sano
ambiente de amor al prójimo y de profunda devoción a Dios.

Contacto: Guillermo.hernandez@alianzachicureo.cl

Lo que nos mueve

Nuestra Misión:
Es conformar una comunidad sanadora que ame, acoja, consuele, restaure, acompañe a los quebrantados, a los necesitados, a los rechazados y discriminados de nuestra sociedad, pues creemos que no hay otra institución, organización, empresa en el mundo, que tenga la presencia de Dios como la iglesia a través del Espíritu Santo en la vida de los creyentes.

Visión: Ser una comunidad de personas que aman a Dios e impactan al mundo con su amor.

Declaración de fe:
La siguiente declaración de fe de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, fue revisada y aprobada en Junta General Extraordinaria, en la ciudad de Temuco, Chile en el mes de junio de 2017

1. Creemos que hay un solo Dios

Infinitamente perfecto, que existe eternamente en tres personas: El Padre, El Hijo y el Espíritu Santo.

2. Creemos que Jesús es el Cristo.

El Mesías esperado, verdadero Dios y verdadero hombre. Fue concebido por el Espíritu Santo, nacido de María virgen, vivió, murió, resucitó, ascendió a los cielos, reina y regresará al final de los tiempos.

3. Creemos en el Espíritu Santo.

Persona divina, eterno junto al Padre y al Hijo, enviado para dar testimonio de Cristo, convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio. Para morar en el creyente, con el fin de guiarle, dotarle, enseñarle y darle poder para cumplir la misión de Dios.

4. Creemos en las Sagradas Escrituras, Antiguo y Nuevo Testamento.

Ellas son inspiradas por Dios, las cuales testifican del encuentro de Dios con el ser humano en la historia, fuente de la misión, fe y conducta.

5. Creemos que el ser humano, hombre y mujer, fue creado por Dios

a su imagen y semejanza, quien instituyó el matrimonio entre ambos.

6. Creemos en la existencia del pecado

como desobediencia y rebelión del ser humano al mandato divino, resultando en la ruptura de su relación con Dios, consigo mismo, de unos con otros, y con el resto de la creación.

7. Creemos que la vida humana es un don de Dios que comienza con la concepción.

Es responsabilidad de todos promoverla en cada una de sus etapas y dimensiones, bajo toda condición.

8. Creemos que la salvación, obra de gracia realizada por Jesucristo en la cruz para los seres humanos, es la restauración de las relaciones rotas por el pecado

para aquellos que creen en Él, reconociendo su señorío. Dicha restauración alcanza a toda la creación.

10. Creemos que la santidad es un estado adquirido en la conversión

y, a su vez, una experiencia progresiva. Cada creyente debe ser enteramente santificado mediante la obra del Espíritu Santo, siendo por ella separado del poder del pecado y plenamente consagrado para una vida de servicio a Dios en el mundo.

11. Creemos que la Iglesia, creación de Dios, formada por hombres y mujeres

que creen en el Señor Jesucristo, redimidos por su sangre y nacidos de nuevo por el Espíritu Santo, tiene su expresión visible en la iglesia local.

12. Creemos que la iglesia existe para la adoración a Dios

la edificación por medio de las Escrituras, la oración, la comunión, la proclamación del Evangelio, el cuidado de su testimonio y la celebración de las ordenanzas. Su misión es la urgente evangelización del mundo, entendida ésta como el anuncio del reinado de Cristo en la historia.

13. Creemos que la Segunda Venida de Cristo por su Iglesia es inminente, personal, visible y gloriosa.

En esta venida consumará su reino eterno, acontecimiento que se convierte en esperanza del creyente y horizonte en el cual se ejecuta la misión.

14. Creemos que habrá una resurrección corporal de los justos y de los injustos;

los primeros, resucitados para la vida eterna y los segundos, para condenación eterna.

Por tanto, creemos que es deber de todo creyente vivir una vida como la de Cristo: de fe, testimonio sacrificio; entregarse al estudio de la Palabra, la oración e intercesión en favor de otros.

Contacto : Claudia Montoya y Cristian Millet